Boletín Oficial de la Provincia de Cuenca (13/05/2011)

REGLAMENTO DE FUNCIONAMIENTO DE SERVICIOS

 
TÍTULO I.   DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1º.-    Objeto

Este Reglamento tiene por objeto regular los servicios que presta el Consorcio de Medio Ambiente para la Gestión de los Residuos Urbanos de la Provincia de Cuenca (En adelante CONSORMA) a los Ayuntamiento consorciados y a cuantas empresas y particulares lo soliciten, determinando los servicios que el CONSORMA tiene la obligación de prestar así como los deberes y obligaciones de éste, ayuntamientos y usuarios del servicio.

Artículo 2º.-    Definiciones

A efectos del presente reglamento se entiende por:

Residuo: cualquier sustancia u objeto perteneciente del cual su poseedor se desprenda o del que tenga la intención u obligación de desprenderse, comprendiendo aquellos clasificados como urbanos o municipales, es decir, aquellos generados en los domicilios particulares, comercios, oficinas y servicios, así como todos aquellos que no tengan la calificación de peligrosos y que, por su naturaleza o composición, puedan asimilarse a los producidos en los anteriores lugares o actividades.

Residuo peligroso: aquel que figure en la lista de residuos peligrosos, aprobada en el Real Decreto 952/1997, así como los recipientes y envases que los hayan contenido, los que hayan sido calificados como peligrosos por la normativa comunitaria y los que pueda aprobar el Gobierno de conformidad con lo establecido en la normativa europea o en convenios internacionales de los que España sea parte.

Recogida selectiva: Sistema de recogida basado en el uso de diferentes contenedores para el depósito de componentes de los residuos específicos clasificados por su naturaleza y composición. El sistema se basará en contenedores donde se deposite un solo tipo de residuo, tales como envases, vidrio, papel, materia orgánica, etc... Tales contenedores podrán estar situados a pie de calle o en instalaciones especiales denominadas Puntos Limpios (instalaciones donde reciben, previamente seleccionados, ciertos tipos de residuos de origen doméstico).

Transferencia: Proceso llevado a cabo en instalaciones adecuadas llamadas Plantas de Transferencia, donde tiene lugar la recepción y almacenamiento provisional de los residuos y posterior transporte al Centro de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos.

Tratamiento: Conjunto de operaciones encaminadas al aprovechamiento de los recursos contenidos en ellos y a la eliminación de las fracciones residuales no válidas para su reutilización o reciclado.

Área de Gestión de Residuos Urbanos (AGES): Conjunto de municipios que poseen un sistema común de tratamiento final de sus residuos urbanos, esto es, que confluyen en una planta de selección, de compostaje y en su caso, en un vertedero final para el rechazo de los procesos selectivos. El conjunto de estas instalaciones recibe el nombre de Centro de Tratamiento. Cada AGES se subdivide en varias Unidades de Producción de residuos Urbanos (UNION), definidas por una agrupación de municipios cuya recogida de residuos urbanos confluye en una Estación de Transferencia y/o directamente en un Centro de Tratamiento.

Eliminación: Todo procedimiento que no implique aprovechamiento alguno de los recursos, como el vertido incontrolado o la incineración sin recuperación de energía, y que no causen perjuicios al medio ambiente.

Valorización: Todo procedimiento que permita el aprovechamiento de los recursos contenidos en los residuos, sin poner en peligro la salud humana y sin utilizar métodos que puedan perjudicar al medio ambiente.

Reutilización: El empleo de un producto usado para el mismo fin para el que fue diseñado originalmente.

Reciclado: Proceso que tiene por objeto la recuperación de forma directa o indirecta de los componentes que contienen los residuos.

Artículo 3º.-    Marco Legal

La regulación del presente reglamento se enmarca en las leyes en vigor sobre recogida y tratamiento de residuos municipales, y demás disposiciones normativas de ámbito nacional o autonómico vigentes, como el Plan de Gestión de Residuos Urbanos de Castilla-La Mancha, aprobado por Decreto 179/2009, de 24/11/2009, así como en los propios Estatutos del CONSORMA.

Artículo 4º.-    Servicios

Este reglamento será de aplicación general a los servicios de recogida y tratamiento de residuos clasificados como urbanos o municipales, así como a otros servicios que se puedan prestar, dentro del marco de sus competencias y de las leyes aplicables.

En concreto los servicios prestados serán los siguientes:

1.    Transferencia y Tratamiento de los residuos urbanos de la provincia de Cuenca, derivadas de la explotación de las siguientes instalaciones:

a).     El Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos (en adelante, C.T.R.) ubicado en el término municipal de Cuenca.
b).     Las seis Estaciones de Transferencia de Residuos Urbanos, ubicadas en los municipios de Campos del Paraíso, Campillos-Paravientos, Tragacete, Las Pedroñeras, La Almarcha y Cañaveras.

Los servicios prestados en estas instalaciones son: ·     

Recepción de residuos en las Estaciones de Transferencia, así como su compactación y posterior transporte desde dichas Estaciones al C.T.R. ·    

Recepción de los residuos en el Centro de Tratamiento de Residuos y su tratamiento en dicho Centro, incluyendo:

a) La reutilización de los elementos contenidos en los residuos urbanos

b) El reciclaje de los contenidos en los residuos urbanos

c) El Compostaje de la materia orgánica contenida en los residuos urbanos

d) El vertido controlado de los rechazos producidos en las fases de compostaje y de los residuos urbanos no susceptibles de ser procesados.

e) El almacenamiento de los residuos ya valorizados,

f) La comercialización de los mismos

2.    Recogida selectiva de envases ligeros, papel cartón y gestión integral de residuos procedentes de los puntos limpios de la provincia de Cuenca

3.    Recogida de residuos de pilas y baterías usadas

4.    Recogida selectiva de aceites vegetales usados de origen doméstico en la provincia de Cuenca

5.    Transferencia y Tratamiento de los residuos de construcción y demolición de la provincia de Cuenca, derivadas de la explotación de las siguientes instalaciones:

a).   Un Centro de Tratamiento de Residuos de Construcción y Demolición en el Municipio de Cuenca

b).   Una Planta de Transferencia de cada uno de los siguientes Municipios: Tarancón, Motilla del Palancar, Belmonte, Quintanar del Rey y San Clemente

c).   Un área de acopio en cada uno de los siguientes Municipios: Cañaveras, Cañete y San Lorenzo de la Parrilla Los servicios prestados en estas instalaciones son:

·      *Recepción de residuos en las Estaciones de Transferencia o áreas de acopio, y posterior transporte al Centro de Tratamiento

·      Recepción de los residuos en el Centro de Tratamiento de Residuos y su tratamiento en dicho Centro, incluyendo recuperación de materiales, así como depósito controlado de rechazos.

Artículo 5º.-    Prestación del Servicio

Los servicios regulados en el presente reglamento podrán ser prestados por CONSORMA mediante cualquier forma de gestión, directa o indirecta, prevista en la legislación de Régimen Local. 

En caso de gestión indirecta, el Adjudicatario será el responsable, con carácter general, del servicio, debiendo realizar todas las operaciones necesarias para cumplir con la finalidad de las instalaciones y mobiliario disponible, así como para garantizar su mantenimiento en condiciones funcionales, técnicas, operativas y de durabilidad.  

Serán documentos integrantes de los contratos administrativos, además de los propios Documentos públicos administrativos de formalización de los Contratos, los siguientes:

1.      El presente Reglamento

2.      Las Autorizaciones de funcionamiento de las instalaciones

3.      Los Pliegos de Cláusulas Administrativas Particulares y sus anexos

4.      Los Pliegos de Condiciones Técnicas y sus anexos.

5.      Los Proyectos técnicos de los Centros de Tratamiento de Residuos y de las Estaciones de Transferencia.

6.      Las Ofertas de los Adjudicatarios Los documentos relacionados se interpretarán, en el supuesto de existir cualquier contradicción en sus términos, teniendo en cuenta el orden de relación por el que se enumeran en el párrafo anterior, de modo que cada uno de ellos tendrá preferencia sobre los documentos que les siguen. Por tanto, serán de aplicación todas las determinaciones y consideraciones contenidas en ellos, siempre que no se esté en contradicción con las expresadas en cualquier otro documento precedente de la jerarquía establecida.

Artículo 6º.-    Catálogo de Servicios

El presente reglamento se complementará con un Catálogo de Servicios en el que se recogerá, de manera individualizada para cada una de las entidades locales adscritas al CONSORMA, los servicios que se les presta, con indicación de su periodicidad, capacidad y otras características.  

El CONSORMA estará obligado al estricto cumplimiento de las prestaciones recogidas en dicho catálogo para cada entidad local, debiendo remitir a éstas su ficha concreta, actualizada por años e incorporando las ampliaciones o nuevos servicios.  

Las entidades locales tendrán derecho a recibir las prestaciones incluidas en su ficha del Catálogo de Servicios en los términos recogidos en el presente reglamento y según los acuerdos de los órganos colegiados del CONSORMA en desarrollo de la misma.  

En el caso de que se incumpla por el CONSORMA alguna de las prestaciones a la que está obligado según el presente Reglamento, por causa imputable al mismo, la entidad local tendrá derecho a la correspondiente minoración de precio, a cuyos efectos se valorará de común acuerdo el importe de citada minoración.   Cualquier deficiencia o incidencia en la gestión de los servicios será comunicada por escrito al CONSORMA, indicando las circunstancias precisas para la identificación de la misma.

TÍTULO II.        TRANSFERENCIA Y TRATAMIENTO DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS

Artículo 7º.-    Usuarios del Servicio

Podrán ser usuarios del Servicio Público de Transferencia y Tratamiento de Residuos Urbanos en la provincia de Cuenca, con las condiciones establecidas por el CONSORMA, los siguientes:

a).Entidades Locales de la provincia de Cuenca que efectúen -tanto en ejercicio de sus propias competencias como de competencias encomendadas, bien sea de manera directa o indirecta- la recogida domiciliaria de los residuos urbanos generados en sus respectivos ámbitos territoriales; entendiendo por Entidades Locales las que a continuación se relacionan:

§  Municipios
§  Mancomunidades de Municipios legalmente constituidas.

b).Otras Entidades públicas o privadas, productoras o poseedoras de residuos urbanos o asimilables a urbanos generados en la provincia de Cuenca, previa solicitud de los interesados y autorización expresa por parte del CONSORMA.

c).De forma excepcional, otros productores o poseedores de residuos urbanos o asimilables a urbanos, de distinto origen al señalado en los apartados anteriores, previa solicitud de los interesados y autorización expresa por parte del CONSORMA.

Artículo 8º.-    Obligación de los usuarios

Los usuarios del Servicio Público de Transferencia y Tratamiento de Residuos Urbanos en la provincia de Cuenca tendrán la obligación de respetar y acatar las determinaciones incluidas en el presente Reglamento, así como de abonar las cuotas que por la percepción del Servicio resulten de aplicación, en virtud de las correspondientes Ordenanzas Fiscales aprobadas por el CONSORMA.

En la redacción de dichas Ordenanzas, el establecimiento de las cuotas de explotación se realizará teniendo en cuenta criterios de solidaridad territorial entre las Entidades Locales, de manera que la situación geográfica no resulte un factor condicionante de las cantidades a abonar.

Artículo 9º.-    Resolución de litigios

En caso de dudas de orden técnico por motivos de ausencia de criterio de aplicación, vacío de prescripción técnica o situación anómala no prevista en el presente Reglamento se adoptará, por el orden establecido, los siguientes documentos y normativa subsidiaria:

1.    Las Autorizaciones de funcionamiento de las instalaciones

2.    Los Proyectos técnicos del Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos y de las Estaciones de Transferencia.

3.    Normativa vigente referida a gestión de residuos y resto de normativa sectorial aplicable.

4.    Técnicas, normas y usos suficientemente acreditados de la ingeniería civil, industrial y medioambiental.

Artículo 10º.- Interpretación del Reglamento

En todo caso, la interpretación final del presente Reglamento, en caso de duda o conflicto, corresponderá siempre al CONSORMA.

Artículo 11º.- Revisiones del Reglamento

El presente Reglamento podrá ser revisado por el CONSORMA en función y de acuerdo con los resultados que se vayan produciendo a lo largo de la prestación de los servicios implantados, de acuerdo con la práctica diaria suficientemente consolidada.

Artículo 12º.- Objetivos del Servicio

Los objetivos de la explotación de las instalaciones objeto del presente Servicio son los siguientes:

* Tratar adecuadamente los residuos urbanos generados en la provincia de Cuenca.

* Generar el mínimo impacto ambiental posible, aplicando en cada momento las mejores técnicas viables y disponibles.

* Obtener la mayor cantidad posible de productos valorizables.

* Minimizar la producción de rechazos

* Maximizar la vida útil del Vertedero.

Artículo 13º.- Titularidad del residuo urbano

La titularidad de los residuos urbanos es de su productor o poseedor en tanto no se entreguen, previa aceptación expresa, en alguna de las instalaciones del sistema de gestión en los residuos urbanos de la Provincia de Cuenca, especificadas en este Reglamento. A partir de su recepción en dichas instalaciones la titularidad de los residuos urbanos, así como la responsabilidad que se derive de su posesión, pasarán a ser de CONSORMA.

 Artículo 14º.- Admisión de residuos


La admisión en el CTR y en las plantas de transferencia, de cualquier residuo distinto de los residuos urbanos procedentes de la recogida domiciliaria ordinaria efectuada por Entidades Locales -generados en los domicilios particulares, comercios, oficinas y servicios-, requerirá autorización expresa por parte del CONSORMA, de conformidad con lo siguiente:

a).     El productor o poseedor de los residuos deberá solicitar por escrito al CONSORMA su admisión, aportando, junto con la solicitud, la siguiente información:

1.    Datos relativos al solicitante:
                      Titular del residuo
                      NIF
                      Domicilio a efectos de notificaciones
                      Persona responsable de la gestión del residuo
                      Teléfono de contacto

2.    Datos relativos al residuo: documentación adecuada acreditativa de la caracterización del residuo que desea entregar, especificando al menos
§  Origen

§  Composición, características y propiedades físico-químicas

§  Código LER (Lista Europa de Residuos)

§  Cantidad que se prevé entregar anualmente: peso y volumen.

§  Cumplimiento de los criterios de admisión establecidos en la Ley 10/98 de Residuos y en el presente Reglamento.

b).     A la vista de la solicitud y la documentación aportada, el CONSORMA resolverá lo que proceda entre las siguientes alternativas:

Ø  Archivo: si la documentación aportada por el solicitante es insuficiente o presenta defectos, se le comunicará dicha circunstancia, estableciendo un plazo a efectos de subsanación; habiendo transcurrido el plazo referido sin que la solicitud se ha subsanado, la misma se archivará sin más trámite.

Ø  Denegación de autorización, razonada y motivada.

Ø  Autorización de admisión, especificando el condicionado a cumplir por el solicitante.

Artículo 15º.- Residuos admisibles

Serán admisibles en las instalaciones objeto del presente Servicio, siempre y cuando exista capacidad y viabilidad de tratamiento de los mismos, los residuos urbanos que cumplan alguna de las siguientes especificaciones, por orden de prioridad:

a).   Residuos urbanos procedentes de los servicios de recogida domiciliaria de las Entidades locales de la provincia de Cuenca y transportados hasta las Plantas de Transferencia y/o el C.T.R. en vehículos de recogida específicos afectos a dichos servicios.

b).   Residuos procedentes de la limpieza de las vías públicas efectuada por las Entidades locales de la provincia de Cuenca.

c).   Residuos asimilables a urbanos por su naturaleza o composición, no peligrosos, de cualquier otro origen, que cumplan los criterios pertinentes de admisión de residuos en vertederos de residuos no peligrosos fijados y que cuenten con la autorización del CONSORMA. Los residuos contemplados en el apartados

d) en ningún caso podrán superar el 20 % en peso del total de los residuos recibidos en el C.T.R., a fin de garantizar a medio y largo plazo el tratamiento de los contemplados en el apartado a) que tendrán, en todo caso, carácter prioritario. Por último, podrán ser admisibles en su momento, en la medida en que su tratamiento en el C.T.R. sea factible, dados los equipos, tecnología y procesos disponibles en el Centro, y con las condiciones que se establezcan en la autorización correspondiente emitida por CONSORMA, los siguientes residuos urbanos especiales:

o   Residuos de poda y otros residuos procedentes del mantenimiento de zonas verdes.
o   Animales domésticos muertos.
o   Residuos voluminosos, muebles, enseres, etc

El acondicionamiento de los residuos para que puedan ser admitidos, correrá a cargo y por cuenta de su titular.

Artículo 16º.- Residuos no admisibles

No se admitirán, en ningún caso, ni aun cuando su titular dispusiera de autorización previa, los tipos de residuos que se especifican a continuación o que presenten alguna de las siguientes características:

§  Escombros de obras de construcción, residuos y escombros procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria.

§  Vehículos abandonados o fuera de uso

§  Neumáticos fuera de uso enteros o troceados, con exclusión de los neumáticos que se utilicen como elementos de protección en el Depósito de rechazo y de los neumáticos de bicicleta.

§  Residuos que, en el momento de la descarga, puedan producir riesgo a las personas, las cosas o el medio ambiente o causar trastornos importantes en la organización de los trabajos de las instalaciones.

§  Residuos que se presenten en forma de volúmenes compactos o bloques, resistentes a la capacidad de desagregación y posterior compactación de los equipos de las Estaciones de transferencia. y de dimensiones superiores a 1m x 1m x 1 m.

§  Residuos líquidos o pastosos, que presenten una humedad superior al 65%; lodos de depuradora.

§  Residuos sólidos pulverulentos o fangos que presenten riesgos de contaminación o toxicidad.

§  Residuos peligrosos, tal como se definen en la Ley 10/1998 de Residuos.

§  Residuos sanitarios no asimilables a urbanos.

§  Residuos radioactivos. §  Residuos de origen animal sujetos a normativa sectorial específica, tales como materiales específicos de riesgo u otros.

§  Residuos ganaderos. §  Residuos que se presenten en estado de ignición

§  Residuos presenten una temperatura superior en 10ºC a la temperatura ambiente.

§  Aquellos residuos cuya gestión esté regulada en normativa sectorial específica y esté sujeta a requerimientos especiales desde el punto de vista ambiental o de seguridad y salud, diferentes de los exigidos para residuos urbanos.

§  En general, residuos que poseen naturaleza y/o características incompatibles con los diferentes procesos que se desarrollan en el C.T.R.

Artículo 17º.- Condiciones de entrega de los residuos admisibles

Las Entidades Locales deberán entregar los residuos urbanos al CONSORMA en las condiciones que se establecen en el presente Reglamento y, preferentemente, de conformidad con las Áreas de Gestión establecidos en el Plan de Gestión de Residuos Urbanos de Castilla La Mancha. No obstante, previo informe técnicamente motivado, por razones de eficacia, economía y eficiencia ambiental se podrá autorizar entregas de residuos en instalaciones diferentes a las previstas en el citado Plan.

Los usuarios distintos de las Entidades Locales de la provincia de Cuenca, entregarán los residuos en las instalaciones establecidas por CONSORMA en la correspondiente autorización. No se admitirá la entrega de residuos que no sean presentados en vehículos acondicionados especialmente para el transporte de los mismos.

Tampoco se admitirá el acceso a las instalaciones de aquellos vehículos que sistemáticamente presenten pérdidas de líquidos o de lixiviados o dispersiones de residuos. La no admisión, debidamente documentada, se comunicará inmediatamente a los afectados.

De cualquier accidente o afección causado a las instalaciones, al medio ambiente, o a terceros, como consecuencia de unas deficientes condiciones en el transporte y descarga de los residuos, será responsable, aún dentro del recinto de las instalaciones, exclusivamente al transportista del residuo y subsidiariamente el titular del mismo.

Si se produjeran derrames de residuos en los accesos o en el interior  de las instalaciones, como consecuencia de las deficientes condiciones de transporte y descarga de los mismos, los transportistas serán responsables de su recogida y retirada.

El gestor del Servicio deberá tener a disposición los medios y útiles necesarios para la recogida y retirada de los residuos que pudieran haberse vertido.

En caso de que el transportista se negara a retirar y limpiar los residuos vertidos por su causa, el responsable de las plantas procederá a realizar dicho trabajo, pudiendo imputar los costes correspondientes a dicha operación al propietario o titular del residuo.

Artículo 18º.- Calendario y horario de entrega

La entrega de residuos en el C.T.R. y en las Estaciones de Transferencia se podrá efectuar, de forma general, de lunes a viernes -con las excepciones de días festivos que se establezcan- y en turno de mañana. No obstante, el CONSORMA, a la vista de las necesidades de las Entidades Locales de la provincia de Cuenca, podrá adaptar estas condiciones generales de funcionamiento, quedando reflejadas en el catálogo de servicios.

Artículo 19º.- Control de accesos

Se efectuará control de acceso a las instalaciones, impidiendo la entrada a las mismas de vehículos o personas ajenos al Servicio, con excepción de aquellos previamente autorizados por el CONSORMA. Se podrán realizar visitas a las instalaciones de personas interesadas, previamente programadas, organizadas en grupos y autorizadas, para lo que se establecerá el procedimiento oportuno.

Artículo 20º.- Pesaje y descarga

Se realizará el control de pesaje de los residuos recibidos en las instalaciones objeto del presente Reglamento. Los datos de pesaje serán registrados y almacenados en un sistema informático, estando a disposición de los usuarios del servicio. Se expedirá justificante de dicho pesaje, haciendo entrega de una copia del mismo al transportista.

Posteriormente los vehículos accederán a la zona de descarga, donde se seguirán las instrucciones dictadas por el personal de las instalaciones. En caso de que, una vez descargado un vehículo se compruebe que los residuos no pueden ser aceptados en las instalaciones, en virtud de lo establecido en el presente Reglamento, el transportista, atendiendo las instrucciones del personal de las instalaciones, deberá cargarlos nuevamente en el vehículo.

Si por alguna causa no es factible volver a cargar el residuo, el CONSORMA procederá a la identificación, segregación y análisis, si es necesario, de los residuos entrantes, procediendo al tratamiento adecuado de estos residuos mediante gestor autorizado.

Estas circunstancias se registrarán en un Parte de Incidencia que se pondrá en conocimiento del titular del residuo, el cual, en todo caso, correrá con los gastos ocasionados por estas operaciones.

Artículo 21º.- Circulación de los vehículos en el interior de las instalaciones

Las instalaciones dispondrán, en las proximidades a su entrada, de una zona de estacionamiento para vehículos privados del personal adscrito a las mismas. Con independencia de dicha zona de estacionamiento, en los recintos de las instalaciones no se permitirá la circulación de vehículos distintos de los adscritos a los trabajos de explotación, a excepción de los que acudan a descargar residuos, suministros o a cargar cualquiera de los subproductos o el rechazo que se genere a lo largo del proceso, y siempre que haya sido autorizada su entrada. Se dispondrá y mantendrá, la adecuada señalización para la organización del tránsito de vehículos y peatones en las instalaciones, tanto en la entrada y salida como en las áreas y accesos a las descargas. La señalización se ajustará a los modelos de señal previstos en el vigente Código de la Circulación.

Artículo 22º.- Gestión de las Instalaciones

La gestión del C.T.R. y de las Estaciones de Transferencia de Residuos Urbanos se llevará a cabo conforme a los correspondientes documentos de planificación que se aprueben por el CONSORMA, que deberán ser como mínimo el Manual de Explotación del Centro de Tratamiento de Residuos, de las Estaciones de Transferencia y del Ecoparque, el Plan de Vigilancia Ambiental y de Seguridad, Salud y Emergencia Dichos Planes incluirán la descripción de las actividades de gestión a realizar en las instalaciones, así como su desarrollo programado en el tiempo. En caso de gestión indirecta, corresponderá al Adjudicatario la redacción y posterior ejecución de dichos planes, que deberán estar disponibles y operativos desde el inicio de la gestión por el Adjudicatario. El alcance de cada uno de estos documentos se detallará en los apartados correspondientes de los Pliegos que sirvan de base a la contratación. El CONSORMA podrá modificar estos documentos, en aras del mejor funcionamiento del servicio.

Artículo 23º.- Control de la gestión

El control y seguimiento de la gestión de las instalaciones, tanto desde el punto de vista técnico, como económico, será efectuado por los Servicios Técnicos establecidos por el CONSORMA. En caso de gestión indirecta del servicio, los procesos y procedimientos implicados en el Servicio Público de Transferencia y Tratamiento de Residuos Urbanos deberán desarrollarse asimismo bajo el referido control y seguimiento del CONSORMA y conforme a los parámetros y requisitos descritos en el presente Reglamento, en los Pliegos de prescripciones técnicas y administrativas y en el resto de documentos del Contrato. Todos los residuos que vayan a depositarse en las instalaciones del CONSORMA de Medio Ambiente de la provincia de Cuenca., excepto los que hayan recogido los vehículos propios del CONSORMA, deberán llevar su guía de transporte donde figure la procedencia de los mismos. El CONSORMA podrá admitir en sus instalaciones los residuos procedentes de recogidas excepcionales y esporádicas hechas por el propio ayuntamiento o empresa contratada por el mismo con ocasión de ferias y demás situaciones especiales y no habituales. Las empresas y particulares deberán abonar el precio correspondiente al tratamiento de residuos y sólo podrán verter, previa autorización, en las condiciones recogidas en el procedimiento de admisión de residuos, según las tarifas aprobadas por la Junta General del CONSORMA.

TÍTULO III.       RECOGIDA SELECTIVA DE ENVASES LIGEROS, PAPEL CARTÓN Y VIDRIO

Artículo 24º.- Objeto

Los servicios de recogida selectiva de envases ligeros, papel cartón y vidrio podrán ser prestados por CONSORMA mediante cualquier forma de gestión, directa o indirecta, prevista en la legislación de Régimen Local. En caso de gestión indirecta, el Adjudicatario será el responsable, con carácter general, del servicio, debiendo realizar todas las operaciones necesarias para cumplir con la finalidad de las instalaciones y mobiliario disponible, así como para garantizar su mantenimiento en condiciones funcionales, técnicas, operativas y de durabilidad. En el Catálogo de Servicios se determinan las distintas clases de recogidas selectivas que se prestan a cada municipio.

Artículo 25º.- Participación en un Sistema Integrado de Gestión

La Ley 11/1997, de Envases y Residuos de Envases, requiere que la participación de las Entidades locales en un sistema integrado de gestión se lleve a efecto mediante la firma de convenios de colaboración entre éstas y la entidad a la que se asigne la gestión del sistema. Esta participación se llevará a cabo a través de las Comunidades Autónomas a las que pertenezcan, cuando éstas tengan vigentes planes de gestión de residuos sólidos urbanos.

En este último caso, la Comunidad Autónoma firmará un Convenio Marco, en el que se incluirán las condiciones generales a aplicar a todos los municipios de la Comunidad Autónoma que, voluntariamente, opten por adherirse a dicho Convenio Marco. De este modo, el CONSORMA podrá participar en un sistema integrado de gestión (SIG), con vistas a cumplir con los objetivos de reciclado y/o valorización, establecidos en la legislación vigente en cuanto a la gestión de los residuos sobre los que ejerce competencia.

Los derechos y obligaciones respectivos en cuanto al desarrollo de un programa integral de recogida selectiva de envases usados y residuos de envases, selección, y reciclado y/o valorización de los residuos de envases de cada una de las partes vendrán reflejados en el convenio, cuyas actuaciones serán las siguientes:

§  Promover el desarrollo de sistemas de recogida selectiva monomaterial de envases de papel-cartón, de sistemas de recogida multimaterial de envases de plástico, cartón para bebidas y envases metálicos (en adelante Envases ligeros) y de recogida selectiva de residuos de envases de vidrio, con criterios de aceptación social, eficiencia técnica y viabilidad ambiental y económica.

§  Establecer la aportación económica del Sistema Integrado al Consorcio.

§  Promover la realización de campañas de información y sensibilización ambiental para aumentar el grado de eficacia en la recogida selectiva.

§  Establecer los mecanismos para garantizar el reciclado y/o valorización de los residuos de envases, según proceda por materiales, de acuerdo a lo previsto en el artículo 12 de la Ley de Envases.

§  Promover las actuaciones necesarias, de acuerdo con el régimen competencial vigente, para promover la correcta participación en el Sistema Integrado de los agentes responsables de la primera puesta en el mercado de productos envasados, de cara a la definición de los envases puestos en el mercado y la consecución de los objetivos, el adecuado soporte económico del Sistema y el mantenimiento de las condiciones de competencia de mercado.

§  Establecer los mecanismos necesarios de colaboración para garantizar el cumplimiento de lo previsto en el presente Convenio, implantando medidas de intercambio de información, así como medidas de inspección y control.

Artículo 26º.- Procedimiento de recogida y participación ciudadana

1).    La recogida de residuos de envases y envases usados, se realizará a través de la instalación de los correspondientes contenedores destinados a este tipo de residuos, siendo el contenedor de color amarillo el que se habilita para la entrega y recogida de los envases y residuos de envases, que no consistan en productos derivados del vidrio o papel y cartón, los cuales se recogerán mediante contenedores de color verde o azul respectivamente:

§  Contenedor amarillo: residuos domiciliarios y comerciales consistentes en envases usados y residuos de envases. La forma de presentación será como envases vacíos, es decir, sin contenido, y sin que los mismos vayan introducidos en bolsas, o de ser así, las mismas deberán ir abiertas.

§  Contenedor azul: residuos derivados del papel y cartón. Los residuos que se depositen, no podrán contener otro tipo de productos como ceras, plásticos o aluminio. Las cajas de cartón deberán depositarse convenientemente plegadas, troceadas o atadas, para evitar que ocupen un volumen excesivo dentro del contenedor, evitando el depósito de cajas de cartón fuera de los contenedores.

§  Contenedor verde: residuos derivados de productos del vidrio. Este tipo de residuos, deberán depositares sin bolsa, sin que los mismos puedan contener líquidos u otros productos, además de depositarse sin tapón. Para su posterior tratamiento, el vidrio recogido debe proceder de envases, es decir botellas, tarros y frascos, quedando expresamente excluidos los materiales extraños tales como:
a)     Porcelana, cerámica, gres, baldosas, tierra, grava, cemento, madera, metales, etc.

b)     Todos los vidrio especiales como: cristales blindados, parabrisas, pantallas de televisión y ordenador, bombillas, lámparas de cristal, vajillas, vidrio opalinos, espejos, cristales opacos y de colores, vitrocerámicas, etc.

c)     No se admitirá ningún residuo de vidrio del que se sospeche que pueda contener plomo en su composición. Los contenedores podrán ser de distintas capacidades e incluso soterrados. Tanto la colocación como el número de éstos, serán fijados por personal del CONSORMA, en atención a los ratios aprobados por éste, con la colaboración del ayuntamiento correspondiente. La instalación o traslado a instancias del ayuntamiento de contenedores, tanto de superficie como soterrados, deberá contar con el conocimiento y consentimiento previo del CONSORMA y cumplir los requisitos precisos para que los vehículos adscritos al servicio puedan desarrollar su trabajo.

2).    La participación ciudadana en la gestión de este tipo de residuos es esencial, por cuanto las obligaciones que recaen sobre los productores de envases se pueden hacer efectivas en función de que los consumidores finales de los productos envasados sean conscientes de la importancia en la entrega clasificada de los distintos envases y depositen convenientemente los mismos en los contenedores habilitados al efecto.

3).    A los efectos previstos en el apartado anterior, el CONSORMA colaborará con las demás Administraciones públicas competentes en el suministro de información a los ciudadanos, respecto de la gestión que se realiza sobre los envases y sus residuos, en especial, los sistemas de devolución, recogida y valorización disponibles y demás información que pueda ser de utilidad e interés para el conjunto de los ciudadanos.

4).    En los supuestos, que serán la regla general, en los que los envases sean gestionados por un sistema integrado de gestión, el ciudadano poseedor de los mismos deberá depositarlos correctamente en los contenedores o lugares habilitados al efecto por el CONSORMA en colaboración con el SIG. En estos casos, como ya se establece en los apartados anteriores de este mismo artículo, la participación y colaboración ciudadana resulta de la mayor importancia para conseguir una correcta gestión de los envases y sus residuos, dependiendo de la voluntad y sensibilidad ciudadana el cumplimiento de las obligaciones por parte de los sistemas integrados de gestión.

5).    El CONSORMA fijará en el Catálogo de Servicios la periodicidad en la recogida, contenedores instalados, limpieza de los mismos, etc. para cada municipio incorporando anualmente las modificaciones que procedan. No obstante, la frecuencia de recogida será la necesaria para que no rebosen los contenedores. Como salvaguarda de la calidad del servicio se establecerá un servicio de urgencia, que se activará tras notificación fehaciente (vía fax o correo electrónico) de la existencia de contenedores próximos a su llenado total.

6).    Se prestará información puntual a los ayuntamientos consorciados de aquellas incidencias importantes que se hayan registrado en el servicio de recogida.

Artículo 27º.- Tratamiento de los residuos

1).    Los envases y sus residuos, serán destinados preferentemente a una de las tres operaciones siguientes: reutilización, reciclado o valorización, debiéndose priorizar la prevención y la minimización en su producción, siendo la última opción, como en los demás tipos de residuos, la eliminación mediante depósito en vertedero. La valorización es todo procedimiento que permita el aprovechamiento de los recursos contenidos en los residuos de envases, incluida la incineración con recuperación de energía, sin poner en peligro la salud humana y sin utilizar métodos que puedan causar perjuicios al medio ambiente. El CONSORMA, dentro del control y seguimiento que ejerza sobre los sistemas integrados de gestión, podrá supervisar e inspeccionar que los residuos de envases que se originen y recojan, son debidamente destinados por el SIG de envases a las operaciones mencionadas en el primer párrafo de este mismo apartado.

2).    Una vez los envases y sus residuos hayan sido recogidos y trasladados a las plantas de separación y clasificación, o en su caso, directamente a las de reciclado o valorización, el sistema integrado de gestión debe hacerse cargo de aquéllos, y entregarlos en condiciones adecuadas de separación por materiales a un agente económico que, previa aplicación del correspondiente proceso de tratamiento, los destine, bien a la reutilización, o bien al reciclado o valorización de estos residuos.

3).    Dentro de las disponibilidades financieras con las que cuente el CONSORMA, se podrán realizar actuaciones relacionadas con el fomento de las actividades de investigación y desarrollo de inversiones destinadas a la transformación o mejora de las plantas que sean necesarias para la utilización de envases reutilizables, al uso de materias primas secundarias procedentes del reciclaje de envases en la fabricación de nuevos envases o productos de cualquier tipo, a la fabricación de envases reutilizables o reciclables, o a la puesta en marcha de actividades que favorezcan la reutilización o el reciclado.

Artículo 28º.- Campañas de difusión

1).    El CONSORMA participará, en función de la capacidad que al respecto tenga, en la organización de campañas de difusión para conseguir la sensibilización ciudadana en cuanto a la correcta gestión de los envases y residuos de envases. De esta forma, colaborará con las demás Administraciones y agentes implicados en la difusión de la suficiente información que resulte de utilidad para la ciudadanía y coadyuve a la mejora en la gestión, centrándose principalmente en los sistemas de recogida existentes y en la forma de entrega de estos residuos por parte de sus poseedores.

2).    Los Convenios de colaboración que se celebren entre el CONSORMA y el correspondiente SIG de envases, deberá recoger la forma y los medios que se pondrán en práctica para facilitar información a los ciudadanos sobre la recogida de los distintos tipos de envases.

Artículo 29º.- Colaboración con otras administraciones públicas

1).    El CONSORMA, en la medida de sus posibilidades y capacidad, podrá colaborar con las demás Administraciones Públicas competentes en materia de envases y residuos de envases, y los agentes económicos responsables de la puesta en el mercado de envases y productos envasados, mediante la celebración de Acuerdos voluntarios o Convenios de colaboración, con el objetivo de contribuir a la consecución de los objetivos establecidos por la legislación, en cuanto a la reducción, reciclado y la valorización de estos productos.

2).    Las condiciones, tanto económicas como de disposición de medios personales y materiales destinadas a esta colaboración, se determinarán en los respectivos Convenios o Acuerdos que se celebren por el CONSORMA con las entidades públicas y privadas interesadas.

TÍTULO IV.      GESTIÓN INTEGRAL DE RESIDUOS PROCEDENTES DE LOS PUNTOS LIMPIOS DE LA PROVINCIA DE CUENCA

Artículo 30º.- Definiciones

A los efectos del presente Reglamento se entiende por:

§  Punto Limpio: son instalaciones donde se efectúa la recepción transitoria, recogida, clasificación y acumulación de ciertos tipos de residuos. Los Puntos Limpios constituyen, por tanto, un sistema de recogida selectiva.

§  Residuos reciclables: aquellos materiales que pueden ser reutilizados o reciclados como materia prima, para que mediante un proceso, se obtenga un producto distinto o igual al original.

§  Proveedor: persona natural o jurídica que hace entrega de los residuos reciclables en el Punto Limpio.

Artículo 31º.- Objetivos

Los objetivos principales de los Puntos Limpios serán los siguientes:

§  Evitar el vertido incontrolado de aquellos residuos que no pueden ser eliminados a través de los servicios convencionales de recogida de basuras urbanos.

§  Fomentar la separación en origen de los residuos, recepcionándose en distintos contenedores diferenciados entre sí.

§  Aprovechar los materiales contenidos en los residuos que sean susceptibles de ser valorizados, consiguiendo el mayor ahorro energético y de materias primas y reduciéndose el volumen de residuos a eliminar. §  Buscar la mejor solución para cada tipo de residuos con el fin de conseguir la máxima valorización de los materiales y el mínimo coste en la gestión total.

§  Fomentar la implicación y participación de los ciudadanos en una gestión de los residuos respetuosa con el medio ambiente.

Artículo 32º.- Responsabilidad

Los ayuntamientos adquieren la titularidad de los residuos hasta su entrega al Consorcio Provincial de Medio Ambiente de Cuenca para su eliminación, valoración y/o reciclado.

Artículo 33º.- Residuos admisibles y no admisibles

Los ayuntamientos determinarán en su Ordenanza reguladora del Punto Limpio los residuos admisibles en el mismo, de acuerdo con la autorización administrativa para puntos limpios fijos en Castilla la Mancha, otorgada por la Delegación Provincial correspondiente. En cualquier caso no  se podrán depositar los siguientes residuos:  

§  Restos de comida.

§  Animales muertos.

§  Productos tóxicos y peligrosos

§  En general, cualquier residuo no incluido en la autorización administrativa correspondiente  

Los Ayuntamientos instarán a los encargados del Punto Limpio al rechazo de aquellos residuos que por su naturaleza o volumen no puedan ser admitidos.

Artículo 34º.-  Cantidades Máximas Admisibles de Recursos

Los Ayuntamientos impondrán a los usuarios limitaciones de depósito de materiales por día y usuario, siendo las máximas las siguientes:
  Tipo de Residuos Cantidad admitida por persona y día

Papel y cartón Máximo de 20 kilos

Vidrio y cristales varios Máximo de 40 kilos

Tierras y escombros Máximo de 50 kilos

Aceites vegetales Máximo de 25 litros

Aerosoles Máximo de 10 unidades

Frigoríficos Máximo de 2 unidad

Maderas Máximo 100 kilos o dos muebles

Pinturas Máximo 5 kilos

Electrodomésticos Máximo de 2 unidades

Fluorescentes Máximo de 5 unidades 

Artículo 35º.- Formas de presentación de los residuos

Para la recogida de los residuos anteriormente mencionados, el Ayuntamiento se comprometerá a través de los encargados a que éstos sean entregados en los Puntos Limpios de acuerdo a unas normas de presentación, las cuales serán a modo orientativo las siguientes:

§  Papel y cartón: las cajas de cartón se deberán abrir y comprimir para reducir el volumen de los residuos. Asimismo, el papel se deberá presentar en bolsas o cajas cerradas para evitar su esparcimiento.

§  Vidrio, fluorescentes y cristales varios: los residuos de cristales deberán acondicionarse de tal forma que se evite su rotura y pueda ocasionar riesgos de seguridad para las personas encargadas en la manipulación de los residuos.

§  Pilas: se deberán separar los diferentes tipos de pilas, bien sean de botón, salinas o alcalinas.

§  Tierras y escombros: debido a la naturaleza de estos residuos, se deberán presentar en sacos o bolsas de plástico cerrados de 25 kilos como máximo.

§  Aceites vegetales: se presentarán en garrafas o botellas de plástico. Se tomarán las medidas necesarias para evitar derrames, sobre todo en caso de trasvases. Estos residuos no se podrán mezclar con aceite de maquinaria, motores de vehículos u otra naturaleza mineral.

§  Las baterías de automóviles deberán llevar cerrados los depósitos que contienen los ácidos para evitar su vertido y el riesgo de quemaduras de los operarios que manipulen dichos residuos.

§  Poda y restos vegetales: en la medida de lo posible la longitud de las ramas no excederá de un metro.

§  Disolventes, pinturas y barnices: se prohíbe la mezcla de sustancias. Se evitará su vertido, sobre todo en caso de trasvase de recipientes.

§  Frigoríficos y electrodomésticos con CFC: se entregarán sin que produzca rotura del circuito de refrigeración.

Artículo 36º.- Prestación del servicio

Los servicios de gestión integral de los residuos procedentes de Puntos Limpios de la provincia de Cuenca serán prestados por el CONSORMA mediante gestión indirecta, siendo el Adjudicatario el responsable, con carácter general, del servicio. Deberá realizar todas las operaciones necesarias para cumplir con la finalidad de las instalaciones y mobiliario disponible, así como para garantizar su mantenimiento en condiciones funcionales, técnicas, operativas y de durabilidad. Además de los propios documentos públicos administrativos de formalización de los Contratos serán de aplicación los siguientes documentos:

1.      Las autorizaciones administrativas de funcionamiento de los Puntos Limpios

2.      El Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares

3.      El Pliego de Condiciones Técnicas

4.      La Oferta del Adjudicatario

Los ayuntamientos serán los titulares de las instalaciones y  deberán contar con un servicio de vigilancia y control para asegurar el ordenado depósito de los residuos y evitar el vertido de residuos no admisibles o por parte de usuarios no autorizados.

El personal encargado del control del Punto Limpio estará bajo la dependencia del Ayuntamiento, siendo éste responsable directo del cumplimiento de la Normativa Socio – Laboral y de Prevención de Riesgos Laborales. El Ayuntamiento, instará a los encargados del Punto Limpio a que la utilización del mismo se haga conforme a las siguientes normas:

1.      Para que el servicio que se presta en el Punto Limpio sea el correcto, es necesario que los usuarios aporten los residuos previamente separados y los depositen en los contenedores específicos para cada fracción.

2.      A la entrada del recinto, el encargado informará a los usuarios sobre la forma de realizar el depósito de cada uno de los residuos y de la localización de los diferentes contenedores.

3.      En todas las entregas se exigirá la presentación del D.N.I del usuario cuyo número será anotado por el encargado del Punto Limpio en un libro de registro para control interno. Además será necesario presentar el documento acreditativo de la licencia de obras o bien el documento de autoliquidación de la tasa correspondiente, expedidos por el Ayuntamiento cuando el depósito corresponda a restos procedentes de obras menores. Así mismo, será necesario aportar la licencia de funcionamiento cuando los aceites vegetales provengan de establecimientos comerciales. Esta documentación será puesta a disposición del Consorcio Provincial de Medio Ambiente si éste así lo requiriese. Todos los datos quedan, en todo caso, sometidos a las normas generales de protección de datos personales, sin que los mismos puedan ser utilizados para otros fines que los propios del servicio.

4.      El usuario accederá a la zona de acopio dónde depositará los residuos en el contenedor que correspondan.

5.      El Ayuntamiento  se comprometerá a mantener las instalaciones del Punto Limpio en buenas condiciones de higiene y salubridad pública. Para ello, los encargados deben controlar que el depósito de los residuos se realice de forma correcta, evitando la caída de residuos fuera de los contenedores y retirando cualquier material que dificulte el tránsito de los vehículos y el depósito de los residuos.

6.      Los encargados del Punto Limpio rechazarán aquellos residuos que por su naturaleza o volumen no puedan ser admitidos de acuerdo con el presente reglamento.

7.      Cualquier actuación pretendida por el Ayuntamiento cuyo fin no coincida con los objetivos marcados por el artículo 3 de la presente ordenanza deberá ser previamente comunicado y autorizado por el Consorcio Provincial de Medio Ambiente.

8.      No obstante, será responsabilidad del CONSORMA la retirada de los residuos ubicados fuera del contenedor como consecuencia directa de la demora en la prestación del servicio.

9.      Antes que los contenedores se hallen llenos de residuos, los encargados del Punto Limpio darán aviso a los gestores o transportistas designados por el Consorcio Provincial de Medio Ambiente de Cuenca para la retirada y el traslado de los residuos a las diferentes instalaciones de reciclaje o centros de eliminación.

10.  El CONSORMA dejará de prestar el servicio en los puntos limpios que no cumplan con las condiciones estipuladas de limpieza y control por parte de los ayuntamientos propietarios del mismo.

Artículo 37º.- Horario de funcionamiento

Los Ayuntamientos determinarán de forma individualizada el Horario de apertura de los Puntos Limpios. Este horario, fijado en función de las necesidades de utilización de las instalaciones en cada municipio, será comunicado a la población a través de Bandos. Así mismo, dicho horario deberá ser comunicado al Consorcio Provincial de Medio Ambiente con el fin de poder atender las consultas que hasta dicho Organismo pudieran producirse referentes a este asunto así como para la realización del seguimiento correspondiente.

Artículo 38º.- Obligaciones de los Depositantes de los Residuos

Los encargados de la vigilancia de los Puntos Limpios velarán por que los usuarios cumplan con las siguientes obligaciones:

§  Los residuos serán depositados en el contenedor correspondiente al tipo de residuo que figura inscrito en cada contenedor (escombros, plásticos…) de modo que siempre esté limpio el recinto.

§  Quedará totalmente prohibido el depósito de los residuos fuera de las instalaciones o fuera de los contenedores propios de cada tipo de residuo.

§  Las señales viales de circulación existentes serán respetadas.

§  La velocidad dentro del recinto a quedará limitada a un máximo de 16 Km/hora.

Artículo 39º.- Prohibiciones de los Depositantes de los Residuos

Los Ayuntamientos quedan obligados a prohibir a través de los encargados del Punto Limpio las siguientes acciones:

§  La entrega de residuos no procedentes de domicilios particulares.

§  El depósito de cualquier otro tipo de residuos de origen domiciliario que no se encuentre establecido en el presente reglamento.

§  El depósito de residuos diferentes mezclados.

§  El depósito de residuos fuera del contenedor específico.

§  El depósito de residuos en cantidades superiores a las admisibles por este Reglamento.

§  Ocultar residuos de carácter peligroso dentro de bolsas o sacos.

§  El abandono de residuos de cualquier tipo en la puerta de las instalaciones fuera del horario de funcionamiento del Punto Limpio.


TÍTULO V.       RECOGIDA DE RESIDUOS DE PILAS Y BATERÍAS USADAS

Artículo 40º.- Objeto y marco normativo

El Real Decreto 106/2008, de 1 de febrero, 106/2008, incorpora al Ordenamiento interno la normativa comunitaria sobre pilas y acumuladores y la gestión ambiental de sus residuos, estableciendo una serie de medidas de diverso alcance entre las que figura la responsabilidad de los fabricantes o productores de pilas y acumuladores para garantizar la recogida y adecuada gestión de los residuos generados tras su utilización o consumo.

Estas obligaciones podrán asumirse de forma individual o bien de forma colectiva, a través de sistemas integrados de gestión de pilas y acumuladores (en adelante SIG), de acuerdo con lo previsto en el artículo 8 del citado Real Decreto.  

De este modo, el CONSORMA podrá participar en un sistema integrado de gestión (SIG) mediante la firma de un Convenio, con vistas a cumplir con los objetivos de reciclado y/o valorización, establecidos en la legislación vigente en cuanto a la gestión de los residuos sobre los que ejerce competencia.  

El Convenio plasmará los mecanismos de colaboración mutua que se desarrollarán entre el CONSORMA y el SIG en relación con la recogida selectiva de los residuos de pilas y acumuladores portátiles depositados en las instalaciones de la red provincial de recogida gestionada por el CONSORMA.

Artículo 41º.- Residuos admisibles

Los residuos de pilas y acumuladores incluidas en el ámbito del Convenio corresponderán a pilas y acumuladores portátiles incluidas en el ámbito del Real Decreto 106/2008 y que hayan sido puestos en el mercado nacional por empresas productoras adheridas al SIG así como, en su caso, a otros SIG con cuyas entidades gestoras tenga suscritos contratos para la puesta en marcha de sistemas conjuntos de recogida selectiva de residuos de pilas y acumuladores.

Artículo 42º.- Compromisos del CONSORMA

a)  Colaborará con el SIG en la implantación del sistema que mejor garantice la adecuada recogida de los residuos de pilas y acumuladores, desde el punto de vista de la eficacia, eficiencia y sostenibilidad ambiental

b)  Difundirá al máximo posible entre los ciudadanos, así como entre sus empleados y empresas con las que haya suscrito los correspondientes contratos de prestación de servicios, el contenido del Convenio y el sistema de recogida implantado, al objeto de conseguir los mayores porcentajes de recogida.

c)  Colaborará en las iniciativas de concienciación social que, en su caso, realice el SIG para fomentar el grado de eficacia y eficiencia de los sistemas de recogida selectiva.

d)  Gestionará en su integridad la logística necesaria para la entrega de los residuos de pilas y acumuladores en las instalaciones y contenedores habilitados específicamente para ello por el propio CONSORMA o por otras entidades diferentes. A efectos de lo dispuesto en el párrafo anterior, el ámbito se extiende a los municipios en los que el CONSORMA desarrolle la totalidad de la logística de gestión de los residuos de pilas y acumuladores. Consecuentemente, los referidos municipios no podrán exigir al SIG cantidad alguna como compensación por los costes en que hubieran podido incurrir relativos a la gestión de los residuos de pilas y acumuladores.

e)  Dispondrá, si ello fuera necesario, de instalaciones adecuadas para el almacenamiento temporal de los residuos de pilas y acumuladores, hasta que sean retirados y trasladados a las instalaciones de gestión final por parte del SIG o por los terceros de ella dependientes.

 f)     Entregará al SIG, o a la empresa designada por ésta, la totalidad de los residuos de pilas y acumuladores recogidos. g)  El CONSORMA se obliga a permitir el acceso de los operadores logísticos designados por el SIG para proceder a la recogida de los residuos de pilas y acumuladores entregados por el CONSORMA. Del mismo modo, para el adecuado cumplimiento de este compromiso, el CONSORMA designará una persona responsable, que actuará como interlocutor con el SIG y se encargará de coordinar y organizar la logística de entrega de los residuos de pilas y acumuladores recogidos, para lo que llevará un control del llenado de los contenedores y facilitará la información necesaria para su recogida.

h)   Respecto a la solicitud del servicio de recogida de residuos de pilas y acumuladores y condiciones de servicio, el CONSORMA se compromete a solicitar al SIG el servicio de retirada de los residuos mediante la Plataforma informática de Gestión puesta a disposición por el SIG.

i)      Sustituirá progresivamente los dispositivos para el depósito por parte de los ciudadanos, de los residuos de pilas y acumuladores habilitados por el CONSORMA en los puntos de recogida, por los contenedores que le facilite al efecto el SIG, siguiendo la planificación que a este respecto se acuerde entre ambas Entidades.

j)      El CONSORMA asumirá la plena responsabilidad sobre los residuos de pilas y acumuladores hasta el momento en que sean entregados al gestor autorizado designado por el SIG, haciéndose igualmente responsable de la gestión y debido mantenimiento de la documentación relativa a la gestión de estos residuos exigida por la legislación aplicable.

Artículo 43º.- Compromisos del SIG

Con carácter general, el SIG asumirá los siguientes compromisos:

a)     Hacerse cargo de los residuos de pilas y acumuladores que le sean entregadas por el CONSORMA, en los términos expresados en el Convenio.

b)     Promover comportamientos medioambientalmente favorables entre los ciudadanos, haciéndoles llegar la necesidad de efectuar la recogida selectiva y correcta gestión ambiental de los residuos de pilas y acumuladores.

c)     Justificar documentalmente al CONSORMA, con periodicidad anual, el tratamiento que se haya dado a los residuos de pilas y acumuladores recogidos por el CONSORMA, en las instalaciones de los gestores autorizados designados.

d)     Estar a disposición del CONSORMA, para atender cuantas dudas, consultas o problemas pudieran plantearse durante el periodo de ejecución del Convenio. A estos efectos, el SIG designará una persona responsable, que actuará como interlocutor con el CONSORMA. Asimismo, asumirá los siguientes compromisos específicos:

e)     Poner en marcha, por sí mismo o a través de terceros dependientes, un sistema logístico mediante el que se proceda a la recogida de los residuos de pilas y acumuladores almacenados en las instalaciones del CONSORMA. Esta recogida se realizará previo aviso del responsable designado por el CONSORMA, efectuado a través de la plataforma informática puesta en marcha. A estos efectos, el SIG se comprometerá a que el servicio de recogida de los residuos objeto del Convenio, se preste dentro de los 15 días laborables siguientes, sábado excluido, a la fecha de solicitud del servicio.

f)       Llevará a cabo, por sí misma o a través de terceros de ella dependientes, y asumir los costes inherentes a estas actuaciones, el transporte de los residuos de pilas y acumuladores recogidos hasta instalaciones adecuadas de gestión final en las que se proceda a su valorización.

g)     Suministrará de manera gradual al CONSORMA los elementos necesarios para facilitar el almacenamiento temporal de los residuos de pilas y acumuladores recogidos, de modo que se sustituyan progresivamente los dispositivos de almacenamiento propiedad del CONSORMA por los contenedores que le sean facilitados.

h)     Establecerá los mecanismos para garantizar la correcta gestión, preferentemente mediante reciclado u otras formas de valorización, de los residuos de las pilas y acumuladores recogidos a iniciativa del CONSORMA, de acuerdo con lo previsto en el Real Decreto 106/2008.

i)        Abonará al CONSORMA en contraprestación por los trabajos realizados a partir de la entrada en vigor del Convenio, una cantidad por tonelada recogida, de pilas y acumuladores incluidas bajo el alcance del Convenio y que sean puestas a disposición del SIG.


TÍTULO VI.      RECOGIDA SELECTIVA DE ACEITES VEGETALES USADOS DE ORIGEN DOMÉSTICO EN LA PROVINCIA DE CUENCA

Artículo 44º.- Objetivos del servicio

El objetivo del servicio es la implantación de un sistema eficaz de recogida de aceite vegetal usado, generado en los domicilios particulares de la provincia de Cuenca, valorizándose todo el residuo recogido siendo el destino preferente la fabricación de biodiesel.

Artículo 45º.- Prestación del servicio

Se prestará el servicio de recogida de aceite vegetal a aquellos Ayuntamientos consorciados u otros municipios de la provincia que lo soliciten bajo la siguiente modalidad:
1.      Los puntos de recogida será a través de contenedor ubicado en la vía pública. Los contenedores para los municipios con una población inferior a los 500 habitantes tendrán una capacidad mínima real de 240 litros, aunque podrán emplearse contenedores de menor capacidad si ello está suficientemente justificado. En cambio, para los municipios con una población mayor o igual a 500 habitantes se dispondrán contenedores con una capacidad mínima de 1000 litros.

2.      La ubicación del mismo será propuesto por el propio Ayuntamiento bajo el asesoramiento y directriz del CONSORMA.

3.      Los contenedores tendrán las siguientes características:      
     
    Estarán fabricadas en cualquier material (acero galvanizado, PEAD o cualquier tipo de polímero) que garantice su total estanqueidad.

·         Dispondrán de un cubeto inferior para la recogida de las posibles fugas o derrames del residuo en caso de rotura o llenado y desbordamiento de los laterales. Además, los contenedores de 1000 litros contarán con doble pared.

 ·         Serán ignífugos y resistentes a golpes y vandalismo. Tendrán cierre hermético. ·           Tendrán cierre de seguridad para evitar la manipulación del contenedor por personal no autorizado.

·         Además, en cada contenedor se dispondrá una placa identificativa con las principales características, normas e instrucciones de uso, etc.

·         La boca de vertido estará adaptada a todo tipo de botellas y garrafas con tapa de caucho para evitar la salida de olores y accidentes de atrapamiento durante las operaciones de vertido.

4.      Los contenedores de aceite domestico usado se instalaran en los lugares establecidos por cada uno de los Ayuntamientos, situándose de forma separada y con formato diferenciado del resto de los contenedores municipales, tanto de los de recogida selectiva, como de los de fracción resto. Igualmente, se dispondrán separados de elementos susceptibles de ignicionar o de transmitir el fuego. Los contenedores deberán ubicarse de forma que no causen molestias o dificultades al tránsito peatonal o rodado, evitándose la reducción o perdida de visibilidad en este último caso. Asimismo, se cumplirán las disposiciones vigentes en materia de accesibilidad de personas con movilidad reducida. Los contenedores deberán ser trasladados temporalmente cuando por parte de alguno de los Ayuntamientos se indique por motivos de fiestas u otros eventos, debiendo avisar de esta circunstancia con suficiente anterioridad al CONSORMA. Deberá existir una persona encargada en cada Ayuntamiento que se responsabilice de que la recogida se hace correctamente y de avisar al CONSORMA en caso de producirse desbordamiento o cualquier otra incidencia. Para ello, se habilitará un teléfono de contacto para solucionar las posibles incidencias que pudieran surgir en el servicio de recogida y mantenimiento de contenedores. Los tiempos de respuesta media serán de 24 horas y los máximos de 48 horas desde la recepción de la comunicación. Este plazo se reducirá a una hora en caso de surgir una situación de derrame o similar que pueda resultar conflictiva o peligrosa.

5.       Planificación de la recogida: rutas y periodicidad. La recogida se llevara a cabo preferentemente durante el día y en los horarios que mejor se adapten a las condiciones urbanísticas y viarias de las zonas a recoger, de forma que no se produzcan molestias o ruidos al vecindario. Excepcionalmente, y en particular en fechas señaladas, la periodicidad de recogida podrá ser aumentada en aquellos contenedores que por su ubicación así lo requieran, en razón al incremento de su ritmo de llenado habitual; en estos casos se analizara la conveniencia de aumentar el numero de contenedores en puntos concretos. El CONSORMA fijará en el Catálogo de Servicios la periodicidad en la recogida, contenedores instalados, limpieza de los mismos, etc. para cada municipio incorporando anualmente las modificaciones que procedan.

TÍTULO VII.     TRANSFERENCIA Y TRATAMIENTO DE LOS RESIDUOS DE CONSTRUCCIÓN Y DEMOLICIÓN DE LA PROVINCIA DE CUENCA

Artículo 46º.- Objetivos del servicio

El servicio tiene por objeto regular la gestión controlada de los residuos generados en las obras de construcción y demolición (RCDs), para conseguir una efectiva protección del medio ambiente, estableciendo una regulación adicional a la adjudicación de las licencias municipales de obras. Los principales objetivos del servicio serán los siguientes:

1.      Reducir en origen la generación de los residuos de construcción y demolición (RCDs).

2.      Fomentar la reutilización y el reciclado de los que se generen, así como otras formas de valorización.

3.      Asegurar que los destinados a operaciones de eliminación reciban previamente un tratamiento adecuado de reutilización, reciclado y/o valorización, todo ello con la finalidad de proteger la salud de las personas y el medio ambiente.

4.      Maximizar la recuperación de los recursos contenidos en los RCDs, contribuyendo a un desarrollo sostenible de la actividad.

5.      Potenciar la separación en origen.

Artículo 47º.- Definiciones

a.     “Residuos de la Construcción y Demolición (RCDs)”, son aquellos residuos generados como consecuencia de construcciones, demoliciones o reformas que presentan las características de inertes, tales como tierras, yesos, cementos, ladrillos, cascotes o similares.
A su vez, al objeto del presente Reglamento los RCDs se clasifican en:

§  a.1.   Categoría 1: Residuos de construcciones y demolición producidos en un peso mayor de 50 kilos y un volumen mayor de 1 m3, procedentes, en general, de demolición, reforma y/o construcción de edificios (sector de la construcción). Están sujetos a la concesión de licencia municipal de obra mayor. Precisan de proyecto técnico. Su eliminación será a través de Gestor de RCDs autorizado.

§  a.2.Categoría 2: Residuos de construcciones y demolición producidos en un peso menor de 50 Kilos y un volumen menor de 1 m3, considerado residuos urbanos y procedentes, en general, de obras de construcción y reparación domiciliaria. Están sujetos a la concesión de licencia municipal de obra menor o trámite de consulta sutitutivo. Su eliminación será a través del Punto Limpio habilitado por al Ayuntamiento con personal específico o recinto cerrado bajo control municipal, Mancomunidad o Consorcio, según proceda. En consecuencia, sólo tienen la consideración de residuos urbanos los RCD correspondientes a la categoría 2.

b.     “Productor de RCDs”, es cualquier persona física o jurídica propietaria o promotora de las obras de construcción, demolición o excavación del inmueble, estructura o infraestructura que lo origina.

c.      “Poseedor del RCD, es el titular de la empresa que efectúa las operaciones de derribo, construcción, reforma, excavación u otras operaciones generadoras de los residuos, o la persona física o jurídica que los tenga en posesión y no tenga la condición de “gestor de residuos”.

d.      “Gestor del RCD”, es el titular de la instalación donde se efectúa la disposición del residuo.


Artículo 48º.- Flujo administrativo en la gestión de los RCDs

1.        El solicitante de la licencia de obras, mayor o menor, tendrá que incorporar en la documentación presentada una estimación del volumen previsible de generación de RCDs indicando los distintos tipos de materiales que se encuentran en los residuos. Esta previsión será verificada en el propio trámite de licencia por los servicios técnicos municipales.

2.        En las obras sujetas a licencia, mayor o menor, que implique producción de RCDs, previamente a la adjudicación de la misma, el solicitante tendrá que constituir una fianza fijada de modo que se asegure la correcta gestión de los RCDs. En base a las estimaciones contempladas en el punto 1 y a los importes a garantizar establecidos en este Reglamento, los Servicios Municipales establecerán la cuantía de la fianza.

3.        En la adjudicación de la licencia de obras se indicará el lugar de entrega de los RCD, que podrá efectuarse de las siguientes maneras: §  Residuos de categoría 1: entrega a gestor autorizado, en cuyo caso se obtendrá la correspondiente justificación documental. §  Residuos de las categoría 2: se podrán depositar en el Punto Limpio habilitado por al Ayuntamiento con personal específico o recinto cerrado bajo control municipal, Mancomunidad o Consorcio, según proceda habilitados a tal fin, que proporcionaran, igualmente, la correspondiente justificación documental.

4.        Los Ayuntamientos establecerán el correspondiente importe de la fianza para garantizar la correcta gestión de los RCD. La fianza será constituida por el solicitante a favor del Ayuntamiento previamente a la obtención de la licencia de obras de acuerdo con la valoración del volumen previsible de generación de RCD, incorporado a la documentación técnica de la solicitud de la licencia y, en caso de que se demuéstrela dificultad para prever el volumen de residuos, la cuantía de la fianza se calculará sobre la base del presupuesto total de la obra.

5.        Para garantizar una gestión adecuada de los RCDs, el lugar de la entrega será indicado en la licencia y podrá efectuarse de las siguientes maneras:

§  a) Directamente a los contenedores colocados de acuerdo con las ordenanzas municipales, que habrán sido contratados por el propietario,  productor o poseedor de los residuos, o dispuestos por el propio Ayuntamiento, y que posteriormente serán transportados por un transportista de RCD autorizado a un gestor autorizado.

§  b) Directamente a los Puntos Limpios (centros de clasificación y separación de materiales de la construcción) que dispongan de personal específico o dispongan de un local o recinto cerrado bajo control municipal, Mancomunidad o Consorcio, según proceda habilitado a tal fin.

6.        El importe de la de la fianza será devuelto cuando se acredite documentalmente que la gestión se ha efectuado adecuadamente. En este sentido será preceptiva la presentación, en el término de un mes a contar desde la finalización de la obra, de los comprobantes justificativos que corresponda o de los justificantes de entrega, bien en el Punto Limpio habilitado por al Ayuntamiento con personal específico o recinto cerrado bajo control municipal, bien a gestor autorizado, según proceda de las cantidades y tipos de residuos entregados.

Artículo 49º.- Prestación del Servicio de Transferencia y Tratamiento de RCDs

El CONSORMA prestará el servicio de Transferencia y Tratamiento de Residuos de Construcción y Demolición de forma indirecta en forma de concesión, siendo por tanto documentos integrantes de los contratos administrativos, además de los propios Documentos públicos administrativos de formalización de los Contratos, los siguientes:

1.      El presente Reglamento

2.      Las Autorizaciones de funcionamiento de las instalaciones

3.      El Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares

4.      El Pliego de Condiciones Técnicas

5.      Los Proyectos técnicos de los Centros de Tratamiento de Residuos de Construcción y Demolición y de las Estaciones de Transferencia.

6.      La Oferta del Adjudicatario Para la prestación del servicio se dispondrá de las siguientes instalaciones:

a).   Un Centro de Tratamiento de Residuos de Construcción y Demolición en el Municipio de Cuenca

b).   Una Planta de Transferencia de cada uno de los siguientes Municipios: Tarancón, Motilla del Palancar, Belmonte, Quintanar del Rey y San Clemente

c).   Un área de acopio en cada uno de los siguientes Municipios: Cañaveras, Cañete y San Lorenzo de la Parrilla Los servicios prestados en estas instalaciones serán los siguientes:

 §  Recepción de residuos en las Estaciones de Transferencia o áreas de acopio, y posterior transporte al Centro de Tratamiento

 §  Recepción de los residuos en el Centro de Tratamiento de Residuos y su tratamiento en dicho Centro, incluyendo recuperación de materiales, así como depósito controlado de rechazos.

Artículo 50º.- Residuos admisibles en las instalaciones

Cumpliendo con la Lista Europea de Residuos LER, aprobada mediante la Orden del Ministerio de Medio Ambiente: Orden MAM/304/2002 de 8 de febrero los residuos a valorizar y reciclar serán los correspondientes al código 17: Residuos de la Construcción y Demolición y que está de acuerdo con el Catalogo Europeo de Residuos CER, aprobado mediante la Decisión 2001/118/CE, de la Comisión, de 16 de enero de 2001, por la que se modifica la Decisión 2000/532/CE en lo que se refiere a la lista de residuos.

Estos residuos son los siguientes: 17 RESIDUOS DE LA CONSTRUCCIÓN Y DEMOLICIÓN (INCLUÍDA LA TIERRA EXCAVADA DE ZONAS CONTAMINADAS).

17 01
Hormigón, ladrillos, tejas y materiales cerámicos.
17 01 01
Hormigón
17 01 02
Ladrillos
17 01 03
Tejas y materiales cerámicos
17 01 06*
Mezclas o fracciones separadas, de hormigón, ladrillos, tejas y materiales cerámicos que contienen sustancias peligrosas.
17 01 07
Mezclas de hormigón, ladrillos, tejas y materiales cerámicos, distintas de las especificadas en el código 17 01 06.
17 02
Madera, vidrio y plástico 17 02 01 Madera
17 02 02
Vidrio 17 02 03 Plástico
17 02 04*
Vidrio, plástico y madera que contienen sustancias peligrosas o están contaminadas por ellas
17 03
Mezclas bituminosas, alquitrán de hulla y otros productos alquitranados
17 03 01* Mezclas bituminosas que contienen alquitrán de hulla. 17 03 02 Mezclas bituminosas distintas de las especificadas en el código 17 03 01
17 03 03* Alquitrán de hulla y productos alquitranados.
17 04
Metales ( incluidas sus aleaciones)
17 04 01
Cobre, bronce latón.
17 04 02 Aluminio
17 04 03
Plomo
17 04 04 Zinc
17 04 05
Hierro y acero
17 04 06 Estaño
17 04 07 Metales mezclados
17 04 09* Residuos metálicos contaminados con sustancias peligrosas.
17 04 10*
Cables que contienen hidrocarburos, alquitrán de hulla y otras sustancias peligrosas. 17 04 11 Cables distintos de los especificados en el código 17 04 10
17 05 04
Tierras y piedras distintas a las especificadas en el código 17 05 03.
17 05 05*
Lodos de drenaje que contienen sustancias peligrosas
17 05 06
Lodos de drenaje distintos de los especificados en el código 17 05 05
17 05 07*
Balasto de vías férreas que contiene sustancias peligrosas
17 05 08
Balasto de vías férreas distinto del especificado en el código 17 05 07
17 06
Materiales de aislamiento y materiales de construcción que contienen amianto
17 06 01*
Materiales de aislamiento que contienen amianto
17 06 03*
Otros materiales de aislamiento que consisten en, o contienen, sustancias peligrosas. 17 06 04 Materiales de aislamiento distintos de los especificados en los códigos 17 06 01 y 17 06 03 17 06 05 Materiales de construcción que contienen amianto.
17 08 Materiales de construcción a base de yeso
17 08 01* Materiales de construcción a base de yeso contaminados con sustancias peligrosas. 17 08 02 Materiales de construcción a base de yeso distintos de los especificados en el código 17 08 01 17 09 Otros residuos de construcción y demolición
17 09 01* Residuos de la construcción y demolición que contienen mercurio
17 09 02*
Residuos de construcción y demolición que contienen PCB ( por ejemplo sellantes que contienen PCB, revestimientos de suelo a base de resinas que contienen PCB, aislamientos dobles que contienen PCB, condensadores que contienen PCB)
17 09 03*
Otros residuos de construcción y demolición (incluidos los residuos mezclados) que contienen sustancias peligrosas.
17 09 04
Residuos mezclados de construcción y demolición distintos de los especificados en los códigos 17 09 01, 17 09 02 y 17 09 03.

  Los residuos admisibles serán los indicados anteriormente, aunque se admitirán en las instalaciones todos los RCDs que lleguen a la misma independientemente del grado de mezcla con otros residuos, siempre que estén contemplados en el Reglamento de Aceptación de la instalación.

Artículo 51º.- Residuos no admisibles

Los residuos no admisibles son todos aquellos que no estén en ninguna de las categorías consideradas como admisibles o aquellos que aún perteneciendo a estas presenten alguna de las siguientes circunstancias:

§  Estén en estado de ignición.

§  Presenten una temperatura superior a 50 ºC.

§  Presenten una humedad superior al 65%.

§  Se presenten en volúmenes compactos, o bloques resistentes a la compactación.

§  Presenten algún riesgo especial evidente que pueda comprometer el correcto funcionamiento de las instalaciones y la seguridad de los trabajadores.

Artículo 52º.- Obligaciones generales en el control de RCDs gestionado desde CONSORMA

a)            Extender al poseedor o al gestor que le entregue RCDs los certificados acreditativos de la gestión de los residuos de construcción y demolición recibidos. En el caso de que sean gestores que lleven a cabo una operación exclusivamente de recogida, almacenamiento, transferencia o transporte, deberán transmitir al poseedor o al gestor que le entregó los residuos, los certificados de la operación de valorización o de eliminación subsiguiente a la que fueron destinados los residuos.

b)            Llevar un registro en el que como mínimo figure la cantidad en peso y en volumen de residuos recibidos, desglosada por tipo de residuo (por referencia a la Lista Europea de Residuos), su origen (identificación del productor, del poseedor y de la obra de donde proceden, o del gestor cuando procedan de una operación previa de gestión), el método de gestión aplicado así como las cantidades en peso y destino de los productos y residuos resultantes de la actividad.

c)            La información contenida en el registro estará a disposición de las administraciones públicas competentes, a petición de las mismas; la información referida a cada año natural deberá mantenerse durante los cinco años siguientes.

d)            Usar las mejores tecnologías disponibles y aplicar las mejoras necesarias en su gestión para conseguir el más alto grado de protección y respeto al medio ambiente.

Artículo 53º.- Usuarios del Servicio implantado por el CONSORMA

Podrán ser usuarios del Servicio Público de Transferencia y Tratamiento de Residuos Urbanos en la provincia de Cuenca, con las condiciones establecidas por el CONSORMA, los siguientes:

a)     Entidades Locales de la provincia de Cuenca que efectúen -tanto en ejercicio de sus propias competencias como de competencias encomendadas, bien sea de manera directa o indirecta- la recogida de los residuos urbanos generados en sus respectivos ámbitos territoriales; entendiendo por Entidades Locales las que a continuación se relacionan: §  Municipios §  Mancomunidades de Municipios legalmente constituidas.

b)     Productor de residuos de construcción y demolición.

c)     Poseedor de residuos de construcción y demolición. Tendrán preferencia en la prestación del servicio, los Municipios consorciados y los productores y poseedores de residuos generados en la provincia de Cuenca.

Artículo 54º.- Obligación de los usuarios

Los usuarios del Servicio Público de Transferencia y Tratamiento de RCD´s en la provincia de Cuenca tendrán la obligación de respetar y acatar las determinaciones incluidas en el presente Reglamento, así como de abonar el correspondiente canon de explotación que por la percepción del Servicio resulten de aplicación.

Artículo 55º.- Régimen del servicio de recogida de RCD´s a través de CONSORMA

El CONSORMA prestará el servicio de recogida de estos residuos a aquellos Ayuntamientos consorciados con los que se firme el oportuno convenio administrativo, y que figurará en el catálogo de servicios. Los residuos objeto de este servicio prestado por CONSORMA serán los depositados en los puntos limpios municipales, que deberán contar  con personal encargado del control y vigilancia de los mismos. También se podrá autorizar la recogida cuando estos residuos se depositen en un local o recinto cerrado bajo la vigilancia y control del propio Ayuntamiento. Se recogerán los residuos y escombros procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria, que cuenten con licencia o autorización municipal, dato que deberá quedar acreditado en el registro de entradas del Punto Limpio. En estos puntos limpios se podrán depositar solamente los residuos de construcción y demolición producidos en peso menor de 50 kilos y un volumen menor de 1 m3.

Artículo 56º.- Fomento de la utilización de productos y residuos procedentes de la valorización de residuos de construcción y demolición.

1.      Las administraciones locales consorciadas velarán porque en las obras en que intervengan como promotores se introduzcan medidas tendentes a la prevención en la generación de residuos de construcción y demolición. Además de aplicar los requisitos ya contemplados en el presente Reglamento y en la demás legislación de residuos, velarán por que en la fase de proyecto de la obra se tengan en cuenta las alternativas de diseño y constructivas que generen menos residuos en la fase de construcción y de explotación, y de aquellas que favorezcan el desmantelamiento ambientalmente correcto de la obra al final de su vida útil.

2.      Las administraciones locales consorciadas fomentarán que en las obras en que intervengan como promotores se contemple en la fase de proyecto la alternativa que contribuya al ahorro en la utilización de recursos naturales, en particular mediante el empleo en las unidades de obra de productos y materiales procedentes de valorización de RCDs.

3.      Las administraciones locales consorciadas fomentarán que en los procedimientos de evaluación ambiental de proyectos y de planes de obras, se consideren adecuadamente los impactos de los residuos de construcción y demolición generados durante la fase de construcción y de explotación.

4.      Las administraciones locales consorciadas fomentarán que en los procedimientos de adjudicación de contratos de obra se prime en la valoración de las ofertas presentadas por los contratistas aquéllas que, en su caso, incluyan alternativas que supongan menor generación de residuos o que utilicen en las unidades de obra productos y materiales procedentes de la valorización de residuos.

Artículo 57º.- Obligación de los Productores de residuos

Se deberá cumplir lo dispuesto en el artículo 4 del Real Decreto 105/2008 de 1 de febrero por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición Previa a la obtención de licencia urbanística o aprobación del proyecto de urbanización, se procederá a constituir la fianza o garantía financiera que debe aportar el productor de los RCDs, de forma que se asegure el cumplimiento de los requisitos establecidos en la licencia urbanística o en la resolución que apruebe el proyecto de urbanización en relación con los residuos de construcción y demolición de la obra. Acabada la obra el gestor autorizado de valorización emitirá un certificado sobre las cantidades y los tipos de residuos tratados y lo entregará al solicitante de la licencia

Artículo 58º.- Obligaciones de los poseedores de residuos

Se deberá cumplir lo dispuesto en el artículo 5 del Real Decreto 105/2008 de 1 de febrero por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición El poseedor de los residuos estará obligado, mientras se encuentren en su poder, a mantenerlos en condiciones adecuadas de higiene y seguridad, así como a evitar la mezcla de fracciones ya seleccionadas que impida o dificulte su posterior valorización o eliminación. El poseedor de RCDs, cuando no proceda a gestionarlos por sí mismo, y sin perjuicio de los requerimientos del proyecto aprobado, estará obligado a entregarlos a un gestor de residuos o a participar en un acuerdo voluntario o convenio de colaboración para su gestión. Los RCDs se dirigirán preferentemente y por este orden a reutilización, al reciclado o a otras formas de valorización, y en último extremo, y cuando sea imposible las medidas anteriores, a su eliminación en vertedero autorizado.

Artículo 59º.- Calidad de los residuos gestionados a través de CONSORMA

En función de la cantidad de materiales no pétreos, que hará que la densidad de los residuos alcance valores diferentes, se determinan las siguientes calidades de los residuos, que repercutirá en el tipo de tarifa aplicable:

1.      RCD´s Limpios: contendrán como mínimo un 95 % de fracción pétrea correspondiendo el resto a impropios inerte, lo que le confiere una densidad superior a 1.2 t/m3

2.      RCD´s Mezclados: contendrán entre un 50% y un 95% de fracción pétrea, aunque podrán contener otros impropios como inertes, residuos urbanos, voluminosos, etc. pero no residuos peligrosos, con una densidad media entre 0.6 y 1.2 t/m3

3.      RCD´s Muy mezclados: contendrán entre un 15% y un 50% de fracción pétrea, aunque podrán contener otros impropios como residuos urbanos y otros inertes o envases de sustancias no peligrosas, con una densidad media inferior a 0.6 t/m3


Artículo 60º.- Resolución de litigios

En caso de dudas de orden técnico por motivos de ausencia de criterio de aplicación, vacío de prescripción técnica o situación anómala no prevista en el presente Reglamento se adoptará, por el orden establecido, los siguientes documentos y normativa subsidiaria:

1.      Los Proyectos técnicos del Centro de Tratamiento, de las Estaciones de Transferencia y de las Áreas de acopio

2.      Normativa vigente referida a gestión de residuos y resto de normativa sectorial aplicable.

3.      Técnicas, normas y usos suficientemente acreditados de la ingeniería civil, industrial y medioambiental.

Artículo 61º.- Competencias de CONSORMA.

Para la adecuada gestión de esta Reglamento el CONSORMA, previa atribución de competencias por el Ayuntamiento, mediante la aprobación del correspondiente convenio, aportará a los Ayuntamientos y asumirá las siguientes competencias:

1.      Asumirá la organización y financiación de cursos de formación para el personal municipal para la adecuada gestión del presente Reglamento.

2.      Organizará y asumirá campañas de concienciación y educación para el adecuado cumplimiento de este reglamento en el ámbito territorial de su competencia.

3.      Coordinará e intercambiará con los Ayuntamientos toda aquella información y documentación necesaria para la gestión del presente Reglamento.

4.      Realizará la inspección superior de las actividades sujetas a este reglamento cuando le sea solicitado por los Ayuntamientos Mancomunados en atención a circunstancias excepcionales o cuando la naturaleza o circunstancias de las actividades requieran una supervisión e inspección de ámbito supramunicipal.

Artículo 62º.- Competencia de los Ayuntamientos Consorciados.

Para la adecuada gestión de este reglamento los Ayuntamientos mancomunados asumirán las siguientes competencias:

1.      Asumir la tramitación de la autorización administrativa de Gestión de RCDs, previa a la      concesión de Licencia Municipal de Obras, así como evaluar los certificados de adecuada gestión de RCDs previa también a la concesión de la Licencia de Primera Ocupación.
2.      Coordinar e intercambiar con CONSORMA toda aquella información y documentación necesaria para la gestión de este reglamento.
3.      La labor inspectora y sancionadora.

Artículo 63º.- Gestión de las Instalaciones

La gestión del C.T.R. y de las Estaciones de Transferencia de Residuos de Construcción y Demolición se llevará a cabo conforme a los correspondientes documentos de planificación que se aprueben por el CONSORMA, que deberán ser como mínimo, los siguientes: ·       

Estudio de la cantidad y composición de residuos de construcción y demolición que se prevé admitir ·        

Residuos admisibles y no admisibles ·       
Medios materiales, humanos y técnicos asignados ·        
Plan de Explotación ·       
Plan de Control de Calidad ·        
Plan de Mantenimiento y Reposición ·       
Plan de Seguridad y Salud ·        
Plan de sellado y seguimiento post-clausura ·       
Presupuesto estimativo de explotación

El alcance de cada uno de estos documentos se detallará en los apartados correspondientes de los Pliegos que sirvan de base a la contratación.

El CONSORMA podrá modificar estos documentos, en aras del mejor funcionamiento del servicio.

Artículo 64º.- Control de la gestión

El control y seguimiento de la gestión de las instalaciones, tanto desde el punto de vista técnico, como económico, será efectuado por los Servicios Técnicos establecidos por el CONSORMA.

En caso de gestión indirecta del servicio, los procesos y procedimientos implicados en el Servicio Público de Transferencia y Tratamiento de RCD´s deberán desarrollarse asimismo bajo el referido control y seguimiento del CONSORMA y conforme a los parámetros y requisitos descritos en el presente Reglamento, en los Pliegos de prescripciones técnicas y administrativas y en el resto de documentos del Contrato.

Artículo 65º.- Plan de Explotación

Para todas las instalaciones se fijarán como mínimo los siguientes aspectos según corresponda a la tipología de cada una de ellas: ·        
Plan de Producción ·       
Lista de los residuos admisibles y no admisibles (códigos LER). Incompatibilidades. ·         Manual de explotación ·        
Balance de masas ·        
Productos recuperados y rechazados ·       
Plan de medios personales ·        
Plan de medios materiales ·        
Estudio económico de la explotación


TÍTULO VIII.   DISPOSICIÓN ADICIONAL PRIMERA

Los servicios que se prestan a la fecha de aprobación del presente reglamento son los recogidos en el Catálogo de Servicios, que será aprobado junto con ésta.

TÍTULO IX.      DISPOSICIÓN ADICIONAL SEGUNDA

En caso de modificación o dudas en la interpretación del Reglamento, el órgano competente será la Junta General.